Un millón

El día de hoy, ni siquiera acerté a entrar con mi nombre de usuario y mi password en este blog.

Hice uno, dos, tres, cuatro intentos, y nada, no recordé mis propias credenciales.

Pero aún así, la felicidad de saber que la colección de textos almacenada en Scribd había alcanzado 1,000,000 de visitas no mermó un ápice.

La lucha, el esfuerzo, ha valido la pena. En sólo 20 meses ese ámbito de lo que es la comunidad PLGO logró establecerse por mérito propio, como una fuente segura y fidedigna de materiales para la comunidad académica.

Esto nos obliga a seguir adelante, vigilando el curso de nuestros proyectos, y disfrutando también, de los pequeños logros que todos juntos y a una, vamos consiguiendo.

Print Friendly

De Patrologia, Desiderius et Migne.

Esta semana ha sido la de el re-descubrimiento de E-rara.

Añadí el link a la lista de mis favoritos, quizá hace un par de años, seguramente cuando buscaba algún volumen de Kircher, o de Fludd.

Entonces ví que, poquísimos, algunos volúmenes versaban sobre autores y temas netamente relacionados con la Patrología. Entonces los dejé pasar, los dos o tres que vi eran casi ilegibles, y amén de difíciles de leer, parecían estar sistemáticamente excluídos de las listas y reseñas más modernas y ‘actuales’.

Así que la semana pasada, cuando revisé el sitio, me encontré con un librito de Pierio Valeriano que no conocía, y de allí pasé a la Bibliotheca Esotérica de Jung. Después, a expurgar los contenidos patrísticos, que suman una cuarentana en este momento.

De los más de 7,000 volúmenes disponibles, he revisado 3,500 y al paso que llevo, quizá para el fin de semana haya consultado todo lo consultable y logrado extraer los libros que tratan de nuestros temas de interés.

Como bien lo dice su nombre -un nombre ganado a pulso y que no está ni de más ni de menos: es un nombre extrañamente exacto-, la Biblioteca Rara nos tenía guardados algunos secretos que han resultado ser, a la mar de amenos, unos verdaderos enigmas.

Varios volúmenes traducidos y revisados por Erasmo de Rotterdam, con obras capitales, incluso, una maravillosa y monstruosa edición de las Opera Omnia de Augustinus.

Hice memoria, y no, en estos años en que he andado de aquí para allá, consultando, leyendo, buscando, investigando, formando la Bibliotheca Pretiosa, hasta el momento no me había encontrado con la posible dicotomía Erasmus-Migne.

Necesitaré revisar a fondo la PL en busca de esos Scholios, y constatar si, como lo dije arriba, sistemáticamente las traducciones y revisiones de Erasmo fueron dejadas de lado por Migne.

Y aunque pudiera parecer una gratuidad, no lo es.

Kendall, hablando de Iunilius, menciona que a él se atribuyó el ‘De Genesis’ editado en 1528, que resultó ser un escrito de Beda el Venerable.

El librito de Kendall, ‘On Genesis’, fue editado en 2008, hace apenas 4 años.

Por tanto, aún y con la ferviente aadmiración que siento y seguiré sitiendo por el abad Migne, no puedo sacarme de la cabeza esa duda.

¿Dejó Migne de lado las traducciones de Erasmo, por considerarlo sospechoso en algún grado, de simpatizar con el temprano movimiento de Reforma?

Una buena tarea, que da incluso para algún pequeño artículo, o ‘paper’. Veré de un par de fuentes que pudieran tener información sobre esto, seguramente este es un tema ‘a voces abiertas’ que pocos se atreverán a tocar, estando Migne de por medio, y finalmente el férreo Erasmus en el otro extremo.

Print Friendly

Spammed again!

Hasta en este blog marginal llegan los spammers. No es del todo desalentador, eso significa que siquiera en algún motor de búsquedas este dominio está siendo agregado convenientemente.

Pero nada más idóneo que finalizar el año trabajando, y sobre todo si es en los proyectos que tantas satisfacciones nos han dado y seguirán dando.

La cuenta de Scribd tiene ahora más de 4,000 volúmenes, y la idea es hacerlos públicos también a través de la Bibliotheca, aunque esto supone por sí solo, alrededor de 120 gigas, un espacio en el servidor PLGO que no podemos permitirnos.

Ya veremos qué noticias y nuevas nos trae el año próximo, por lo pronto, a seguir trabajando y encontrando tesoros, dignos de compartirse.

 


Print Friendly