Spammed again!

Hasta en este blog marginal llegan los spammers. No es del todo desalentador, eso significa que siquiera en algún motor de búsquedas este dominio está siendo agregado convenientemente.

Pero nada más idóneo que finalizar el año trabajando, y sobre todo si es en los proyectos que tantas satisfacciones nos han dado y seguirán dando.

La cuenta de Scribd tiene ahora más de 4,000 volúmenes, y la idea es hacerlos públicos también a través de la Bibliotheca, aunque esto supone por sí solo, alrededor de 120 gigas, un espacio en el servidor PLGO que no podemos permitirnos.

Ya veremos qué noticias y nuevas nos trae el año próximo, por lo pronto, a seguir trabajando y encontrando tesoros, dignos de compartirse.

 


Print Friendly

Jstor: posibilidades exponenciales.

La reciente liberación de contenidos anteriores a 1923 ha permitido a los investigadores ajenos a instituciones académicas y/o culturales, tener acceso directo y legítimo a un caudal de materiales que fortalecerán los estudios en todas las áreas del conocimientos que abarcan sus diferentes colecciones.

La observación puntual de los plazos dictados por las leyes actuales sobre los derechos de autor, cita y publicación, ha propiciado esta medida, que indudablemente tendrá un trasfondo múltiple: económico, mediático y académico.

Económico: ya que la liberación de contenidos ahora públicamente consultables exime a Jstor de revisar constantemente el status de sus sistemas de seguridad en contenidos que una vez liberados, sólo pueden ‘descargados’ y ofrecerán pocas posibilidades de modificaciones a corto y mediano plazo. La parcela de este 6% liberado -según lo expresado en el mismo website de Jstor- reducirá el costo de la infraestructura necesaria en salvaguardar esos documentos de accesos no deseados.

Mediático: ya que como se esperaba, la noticia ha ido transmitiéndose en diferentes ámbitos, con las ventajas que supone la publicidad gratuita y de primera mano que le brindarán los lectores contentos y satisfechos con esta medida.

Académico:

En el campo de la Patrología, dichos materiales resultan de un valor enorme: Quizá hasta la segunda década del siglo pasado, el estudio de los artículos dispersos aquí y allá estaba concentrado en un puñado de grandes bibliotecas, a las que se tenía difícil acceso, a menos de contar con muy buenas referencias, o altísimos grados académicos.

Es en el cúmulo de artículos publicados en distintos ‘journals’ que una inimaginable cantidad de obras serias han tenido su simiente, y no pocos casos hay que en dichos journals se han publicado obras de gran alcance, parceladas y diseminadas en fragmentos cortos, que aseguraban su inclusión el la serie y brindaba un reconocimiento en ámbitos mucho más amplios.

Por ejemplo, el excelente trabajo de Conybeare que apreció en 4 partes, en el The Jewish Quarterly Review, en los números 8 y 9, entre 1896 y 1897 titulado ‘Christian Demonology‘.

Simultánea a la liberación de dichos contenidos, existen fuertes críticas en contra del sistema de prerrogativas que también constriñen en demasía el acceso a otros materiales, por lo menos igual de valiosos que algunos de los ya liberados. El más famoso, el archivo torrent que reunió en 32 Gb de datos los volúmenes de la Philosophical Transaction of the Royal Society.

No podemos obviar el hecho de que, tras una empresa de la envergadura de Jstor, los intereses económicos serán descarnados e implacables. Empero, aprovechar las oportunidades -si bien tamizadas y matizadas por un indudable aparato mercadotécnico- que se nos da es algo que, más que un derecho, es también una obligación: los materiales liberados pertenecen al grueso del conocimiento y la experiencia vital humana, y no podemos ignorarlos sin el peligro de ser un poco más pobres.

Print Friendly

Brittle paper.

Brittle paper.

Organizando los volúmenes disponibles de esta parte del GCS, que contiene las obras de Orígenes, encontré esta nota manuscrita en la cobertura del volumen 6 de Koetschau.

Frecuentemente hay anotaciones al pie, en los márgenes, en algún volúmen de la PL recientemente digitalizada gracias al PIMS encontré subrayados de alguien que debió ser un crítico terrible de la condición humana, que resaltaba un pasaje donde en boca de Job se nos explica que el hombre es un costal de gusanos, o más explícitamente, ‘los gusanos son hijos del hombre’.

Pero esta anotación, precisamente resguardada al momento de digitalizar el magnífico trabajo de Koetschau, es una deliciosa anacronía. Me permitió recordar los días en que soñaba con fotocopiar algunos volúmenes de la PL -específicamente, los que mencioné antes, el XVIII, LXIII y LXIV y el XC- pero era imposible sacarlos de la ‘sala de lectura’ o biblioteca menor, del Seminario de la Inmaculada Concepción, de Guadalupe, Zacatecas.

Recuero que hojié y ojeé todos y cada uno de los volúmenes de las dos patrologías. En algunas tardes de exploración, en las que me parecía cortísimo el tiempo destinado al estudio ‘metódico’, de cuatro a siete de la noche. Ir desempolvando los volúmenes que a todos espantaban, repasar las hojas frágiles y preciosas, tratar de vislumbrar lo que contenían los volúmenes, materias algunas veces de títulos áridos e imponentes, y otras veces una delicia, como todo lo que se relacionara con ‘In Apocalipsim’.

Encontrar el tomo de Ulfila, en la época en que descubría a Borges y no poder estudiar el gótico allí contenido, era casi una maldición. Una artera puñalada a traición. Como sea, veinte años más tarde, el destino y sus desatinos me ponen ante los ojos aquellos volúmenes, y vuelvo a recorrer las galerías y a revivir aquellas tardes, en las que el mundo era amplísimo e inconmensurable, y podía ser contenido en una Bibliotheca amplísima, casi infinita.

Print Friendly