Ciudad de poesía

Comienzan hoy las Jornadas de poesía en el CIELA. Pueden ver el programa aquí.
Yo voy a leer el jueves 26 a las 7 de la tarde. También estarán Efraín Bartolomé, Jorge Esquinca, Eduardo Langagne, Malva Flores, Jorge Fernández Granados, Sofía Ramírez, Eduardo López, Ricardo Esquer, Rodrigo Romo, Germán Castro y Arturo Villalobos.
Ahí nos vemos.

Respuesta pseudo-inteligente a una pregunta estúpida

No soy inteligente, ni pretendo dármelas de sabihondo. Aclarado esto, va lo siguiente:

En la televisión de México, cierta marca de lácteos nos estuvo bombardeando continuamente con un comercial donde una niña de 4 o 5 años pregunta, con una rosa en la mano: ‘Por qué se llaman rosas si son rojas…?’
Queriendo hacernos creer que la inocencia y/o ingenuidad infantil son indicios una verdadera inteligencia a ojos vista de nuestra edad, algo madura.

La palabra ‘rosa’ comprende el sentido de la flor llamada así en virtud de su color. En latín, la palabra ‘roseus’ incluye tanto el color rosa, como el rojo y púrpura. El color ‘rosa’ actual deriva directamente del rojo, siendo un debilitamiento tonal pictórico del mismo.
El color rojo da origen a la palabra ‘rufus’, es decir, ‘pelirrojo’. Y rufus ha pasado al habla contemporánea en un vocablo respectivo: rufián. Hablando en una aproximación semántica, rufián significa ‘el que cuida a las de rojo’, es decir, a las prostitutas, que algún tiempo tuvieron como obligación el vestir de rojo al salir a la calle, para no dejar lugar a dudas a la población de quiénes eran aquellas con quienes se trataba.
Así, pues, la pregunta inicial significa, sin lugar a dudas: ‘Por qué se llaman ‘rojas’, si son ‘rojas’…? Un niño puede formular la pregunta con todo derecho, nosotros no podemos hacerlo.
Aunque nos de risa.