PLGO en ETANA

Grata sorpresa, la lista con los volúmenes de la GCS ha sido indexada por este sitio, crema y nata de algunas cuestiones que atañen directamente al blog PLGO.

Berlin-Brandenburgische Akademie der Wissenschaften Die Griechischen Christlichen Schriftsteller (GCS) GesamtbestandType of Material: Blog
Publisher: Patrologia Latina, Graeca et Orientalis Blog
Notes: Die Griechischen Christlichen Schriftste [GCS]. A preliminary list of volumes availables at Internet Archive and/or Googlebooks
Subject: Greek
Latin
Christinaity
Online access: http://www.paginasprodigy.com/asesoriainformatica/gcs_list.htm
Permalink: http://www.etana.org/abzu/abzu-displayentry.pl?RC=21136
(Use this link to refer back to this listing.)

Se siente muy bien saber que el esfuerzo de uno se toma en cuenta por alguien más interesado en lo mismo.

Office y las herramientas de corrección ortográfica

Presentí desde el principio que habría altercados con el Libres Libros de esta semana.

Y así fue.

Ayer por la noche conversando con Simitrio, él me comentó el esmero con que había editado y hecho acomodar los elementos en la página que me asignó. Previamente y por la tarde del día anterior, le había enviado el material para la edición de ese número, y enfatizado ‘que no le corran encima el corrector ortográfico’.

Esto por la sencilla razón de que la Microsoft y su office están peleados con todo lo que no se escriba como ellos quieren que se escriba. Ya al comenzar a fuerza querían que Valeriano se cambiara por valeriana, y que Pierio se trocara por un Piero, o un ‘pero’ rotundo, e inútil.

No sé a ciencia cierta si fué un error mío o el corrector que me jugó una mala pasada, todos los ‘Hieroglyphica’ que aparecen en el texto se preservaron intactos, tal cual. Pero el título apareció como un innegable e inescondible ‘Hierogliphyca’, y así se publicó.

Me dí de topes contra la pared, revisé ese texto no menos de seis veces y de corridito, de arriba a abajo, de pe a pa, y maldita sea la gracia, el título apareció como apareció.

Me siento feliz por el trabajo magnífico de edición y diseño que lleva a cabo Simitrio con su equipo de diseñadores y creadores gráficos.

Pero hoy no me quedé con las ganas y corregí mi error, si bien tardíamente y en el blog del Libres Libros.

Sólo a punta de trancazos se aprende, y más tarde inhabilitaré el mentado corrector ortográfico.

No me sirve para nada.