Perspectiva.

Hace tres años, platicando con Simitrio Quezada, apareció en la conversación un concepto que en ese momento no tenía manera de formular adecuadamente: la “cruda creativa”. Recién terminaba un cuentario, y al poner el punto final, me invadió algo inusitado. […]