Beda.

Si hay algo que pueda ser interpretado como la sensación más simple, pura y llana de ‘ser feliz’, ese algo estaría haciendo su aparición el día de hoy, en lo que a mi vida personal se refiere.

Después de ver cómo aparecen ‘sin ton ni son’ los volúmenes de la PL provista por el PIMS, eché de ver que el volumen 90, favorito entre mis favoritos, no figuraba. Sí, allí estaban los dos volúmenes de Boetius que también me han hecho tan feliz, y el volumen de Ulfila, pero del primero volumen del Venerable Beda, nada, ni rastro.

Aparecieron primero el 95, luego el 91. Después casi se completó la serie añadiendo el 94, 93 y 92. Incluso, el 89 y anteriores. Pero el 90 no apareció listado sino hasta el día de hoy.

Sí, día lluvioso, de mucho trabajo y estrés excesivo, este día finalmente me ha devuelto algo que pensé existían posibilidades nulas de llegar a ver algún día: una edición electrónica decentemente presentada, de este volumen.

La felicidad, sí. La felicidad.

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *