EX

No sé hasta qué punto lo habré logrado, mas aquí va el ejercicio.

Salud.

Traducción quasi literal:
ex es ex – exactamente
Es día festivo.
Es día festivo y me encontré con el actual ex de una ex que dejó de ser actual simplemente porque no consiguió pasar de ser ex a actual. Siendo día festivo nunca me pasaría por la cabeza que un encuentro con el actual ex de una ex – ya no interesa si es actual o nó, esta ex, porque simplemente, siendo ex, deja de ser actual – me hiciese tener deseo de volver a no ser ex de la ex ni tampoco volver a ser el actual de una ex porque una ex es una ex, en el mismo sentido actual de un ex de esa ex.
Bien!
Como decía, es día festivo. Y en día festivo -como ya lo mencioné- el encuentro
:: o pudiera ser que todavía no me entiendan?= ::
fue fortuito y de tan fortuito, fue casi un ex encuentro -porque un encuentro que no lo es, es un ex encuentro luego de la partida.
En fin!
Siendo día festivo -y es!- estaba sentando hojeando el último ejemplar de ‘Lecturas’ a la orilla de un café -en este caso, en el instante en que me encontré con el actual ex de la ex, había un ex café, que se había enfriado de tan olvidado que estaba
:: es que, las cosas olvidadas -no necesariamente frías – pasan a ser ex::
allí bien al fondo de la taza – y se me apareció el actual ex con su actual – pero sin su actual ex – e, sin perime permiso, el cabrón, se sentó enfrente de mi ex café.
Hubiérase visto!
Y no por esto el día festivo pasó a ser ex…!
Y es que:Festivo es siempre festivo…!
Traducción libre:
Simplemente: ex ES ex
Es día libre.
Es día libre y me encontré con el actual ex de una ex que dejó de ser actual simplemente porque no consiguió pasar de ex a actual. Siendo día libre, no me pasaría por la cabeza que el encuentro con un actual ex de una ex – y ya no interesa si esta ex es actual o nó, porque simplemente, siendo ex, deja de ser actual – me hiciese tener deseos de volver a no ser el EX de la ex ni tampoco volver a ser el actual de la ex, porque una ex ES una EX, en el sentido actual del EX de esa ex.
Bien!
Como dije, es día libre. Y en el día libre – como ya lo mencioné – el encuentro
:: pudiera ser que aún no me explique? ::
fue fortuito y tan fortuito que fue casi un EX encuentro – porque un encuentro que no lo es, es un ex encuentro luego de la partida.
En fin!
Siendo día libre -y aún es!- me encontraba sentado hojeando el último ejemplar de “Lecturas” a la orilla de un café -en este caso, en el momento en que me encontré con el actual ex de la ex, era un EX café, que de tan olvidado que estaba ya se había enfriado
:: y es que las cosas olvidadas -y nó necesariamente frías- pasan a ser ex::
allá en el fondo de la taza – y se me apareció el actual ex con su actual -mas sin su actual ex – y, sin pedirme permiso, el cabrón se sentó enfrente de mi ex café.
Habráse visto!
Y ni con todo esto el día libre pasó a ser EX…!
Es que:
Día libre SIEMPRE es día libre…!
Alberto Monteiro. Traducciones: Greg.
Print Friendly

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *